logo ufroUNIVERSIDAD DE LA FRONTERA sello acreditacion

ufro 1000 cientificos 2

ufro 1000 cientifico 1

Con la participaron cerca de 60 estudiantes en situación de discapacidad de la Escuela Especial Claret de Temuco se dio inicio a “1000 Científicos 1000 Aulas”, iniciativa de PAR Explora de CONICYT La Araucanía ejecutada por la Universidad de La Frontera, que trabaja por fortalecer los lazos de vinculación entre el mundo científico y la comunidad estudiantil.

“La materia se transforma” es nombre de la charla que dio puntapié inicial al nuevo ciclo de “1000 Científicos 1000 Aulas”, iniciativa que desde hace 14 años busca que estudiantes y docentes puedan conocer, de primera fuente, el trabajo de los investigadores del país, contribuyendo así a despertar la curiosidad e interés por temas científicos.

Esta iniciativa, desarrollada en La Araucanía por el Proyecto Asociativo Regional Explora de CONICYT y ejecutado por la Universidad de La Frontera, inició su itinerancia en dependencias de la Escuela Especial Claret de Temuco, encuentro que reunió a 60 jóvenes en situación de discapacidad con el mundo de la química y que estuvo a cargo de la asesora científica del mismo proyecto y directora de carrera de Pedagogía en Ciencias mención Química de la UFRO, Andrea Arias.

“Sin duda este es uno de los mejores públicos que hemos tenido, tuve una excelente recepción tanto del establecimiento como de los estudiantes, quienes fueron activos y estuvieron pendientes de lo que iba surgiendo en la charla. Todos querían participar por lo que estoy muy contenta con esta enriquecedora experiencia a través de la cual los estudiantes lograron aprender conceptos científicos de manera entretenida”, destacó la académica de la UFRO.

ACERCAR LA CIENCIA A JÓVENES

La actividad incluyó una muestra científica de divertidos experimentos, entre ellos, el desconocido cuarto estado de la materia: plasma, el cual se presentó a través del experimento bola de plasma en el que se hicieron partícipes dos jóvenes entusiastas, quienes aprendieron, entre otras cosas, que los seres humanos somos conductores de corriente eléctrica.

“Todo estuvo bien. Fue entretenido. La ciencia me gusta mucho y aprendí bastante. Felicito a quienes hacen esto posible”, señaló Pablo Abarca, joven escolar que se mostró agradecido por la oportunidad de que visitaran su escuela.

Demostrando que el mundo de la química no sólo puede ser mágico, sino que también educativo y entretenido, la muestra capturó la atención de los presentes, reveló el director de la Escuela Especial Claret Juan Denis, quien catalogó como “interesante la experiencia, porque los niños y niñas del establecimiento tienen entusiasmo por ver lo desconocido, por experimentar. Están constantemente con la necesidad de seguir aprendiendo y cuando les muestran de manera entretenida, ellos se motivan y participan bastante, como lo vimos reflejado en la charla”.

El director además, explicó que en términos académicos, esta visita representa un gran aporte, ya que permite contar con una ciencia capaz de trasmitir los conocimientos de manera cercana y lúdica.

Desde su creación, 1000C1000A ha convocado a 6.134 investigadores de diversas disciplinas, interviniendo 5.047 establecimientos desde su implementación a nivel nacional el año 2003.

Las inscripciones 2018 se encuentran abiertas tanto para científicos como para profesionales de la educación a través de la página https://servicios.conicyt.cl/web//1000c1000a/

 

escrito porFuente: PAR Explora Conicyt de La Araucanía